Nunca dejes de soñar, pero trabaja para hacer realidad tus sueños

miércoles, 18 de marzo de 2009

El mayor precio de mi vida


Por entonces no fui muy consciente de lo que hacía ya que tenía 23 años, pero sé que hice lo correcto... aunque cada vez que empieza la primavera lo pase mal.
.
...La tarde anterior Juan me había dicho que él se haría una vasectomía, que no íbamos a estar toda la vida impidiendo el embarazo prohibido. Le dije, atragantada de emoción, que eso no ocurriría nunca porque si lo nuestro salía mal él podría tener los hijos que quisiera. Era yo la que no los podía tener.
Casi había tomado mi decisión. No consentiría que hubiera ni una posibilidad de que un hijo mío pasara por lo mismo que yo. Sólo me quedaba hablar con los médicos... (Fotos de un Adiós)
.
Me operaron para no tener hijos nunca el día que empieza la primavera.