Nunca dejes de soñar, pero trabaja para hacer realidad tus sueños

viernes, 29 de mayo de 2009

A vueltas con las frigorías...


¡quien tiene internet y no sabe de algo es porque no quiere!


Por fin me he decidido a poner el aire acondicionado en mi casa. Siempre me ha echado para atrás eso de costiparme en verano, pero aclimatar tu hogar pensando (inteligentemente no he dicho) no va unido a coger una pulmonía. Y los beneficios para una persona con ataxia de Friedreich pueden ser muchos: Respirar mejor sin ir más lejos.


La ídea me la dio el climatizador de mi coche, y me puse a buscar, investigar y estudiar. Tengo algo abandonado los blogs, pero es que lo estoy haciendo sola y mañana cuando vayamos a contratarlo no voy a necesitar asesoramiento.

Fijo o portátil, que no dañe el medio ambiente, tener en cuenta el tamaño de la habitación y pasando de chorros de aire frío...

6 comentarios:

Mael dijo...

Para tí, lo mejor! Que bien que t decidas por ti y tu bienestar, te lo mereces! Me gustaría ver tu rostro satisfecho y refrescado :)

fgiucich dijo...

Muy buena idea. Abrazos.

Raquel dijo...

Si va a ser una mejora, adelante. A mi el aire acondicionado me mata. En verano siempre pillo un corrientón por los cambios bruscos de temperatura. En algunos sitios esta puesto a tope, en el cine por ejemplo, y cuando sales te envuelve una ola de calor que te achicharra.
Pero la verdad es que pasar el verano sin aire acondicionado, moderado claro, es muy duro.

Un saludo.

Durrell dijo...

Duermo mejor en verano desde que lo pusimos, pues aquí hace el mismo calor a la sombra que al sol y lo mismo aunque sea de noche. Es por el ambiente húmedo. Te lo recomiendo totalmente, siempre que lo acomodes a una temperatura razonable. Las frigorias son importantes pero también el lugar de emplazamiento para que no te vaya directo (es malísimo para las articulaciones si te chorrea el aire encima).

Bueno, ya nos contarás como corren los nuevos vientos por tu castillo encantado.

Muchos besos.

Malena dijo...

Me parece estupenda la idea pero sobre todo que no te vaya directamente hacia tí el aire. Para mí fue una bendición`ponerlo porque cuando en Barcelona dice el calor ¡aquí estoy! y mezclado con la humedad del mar no hay quien lo resista.

Besos y rosas, mi niña.

María Narro dijo...

por supuesto, chicas, eso es lo más importante.
He intenta hacer una climatización adecuada a mis necesidades que soy la que más tiempo pasa en casa.

Me ha tocado luchar contra las ideas de un 'titanic', mi marido, pues él se dedica a instalar sistemas convecionales de calefacción y aire...

pero encontré lo que buscaba.

un abrazo a todos.