Nunca dejes de soñar, pero trabaja para hacer realidad tus sueños

jueves, 23 de abril de 2009

Matilda...


La primera vez que la vi me dio miedo, soy muy consciente de que tengo una enfermedad degenerativa y ella está muy afectada. Ahora sé que se le olvidan las cosas y si no le repites cientos de veces como debe hacer la gimnasia y le obligas a hacerla, no la hace.
Se llama Matilde, tiene 50 años y la quiero con toda mi alma.

Casi no puede andar, tiene esclerosis múltiple; algunos días está muy cansada y habla sin sentido, pero otros, la mayoría, es un cielo de Mujer.

Me ha contado que lleva 30 años casada y tiene dos hijos, unas veces me dice que sus hijos tienen una edad y otros días otra, pero da igual. Dice que en su casa sólo ve la tele y a veces lee, mañana le voy a llevar un libro de poesía de los que acabamos de publicar.
Cuando la llamo Matilda me recuerda sonriendo (y un poco más alto pues yo no oigo bien) que ella se llama Matilde que Matilda la llaman sólo los que la quieren ;))))

Que por qué pongo una muñeca de trapo en este post... pues simplemente porque las adoro.

7 comentarios:

Emilio dijo...

Un abrazo para Matilde/a de mi parte, y otro para ti.

mara-mara dijo...

Yo la llamaré Matilda, porque sin conocerla ya me produce ternura. Te diré que me encanta la gente en general, por las personas mayores siento una admiración y respeto especial. Sus miradas, son su mejor lenguaje y yo adoro escucharlas.
Besos, sonrisas, abrazos.... reparte mis cariños por donde vayas María.

Malena dijo...

Hay tantas personas que se merecen ser queridas, Mamen. Como tú, como Matilda.

Besos y rosas para las dos.

Cristal De Uma Mulher dijo...

Querida viaje en tu blog y siento que eres maravillosa y bella como la flor....muchos besos mi querida y visita mi blog,voy adorar de ter usted allí...Besos

Rogger dijo...

muy ENTERNECEDOR POST. BIEN LO QUE HACE POR TU AMIGA. DECIRLE MATILDA , POR MATILDE, EXPLICA MUCHO EN TU POST. UN POST CARIÑOSO.

SALUDOS;)
QUE ESTA SEMANA LA SUERTE OS SONRÍA

Lucía dijo...

Me has emocionado con este post...
Lo del nombre es lo de menos, Matilde o Matilda, lo impertante es como se sienta ella.
Me gustan las muñecas de trapo, dan una cierta ternura.
Cuídate, preciosa.
Un gran beso fuerte.

PD: Me llevo la dirección del blog, para saber cuando haces entradas en este. No vengo mucho pero te guardo en el corazón. Mas besos

María Narro dijo...

muchas gracias por los comentarios.
He estado bastante dolorida y apenas escribo.
¡a ver que tal sienta el gimnasio!

besos.