Nunca dejes de soñar, pero trabaja para hacer realidad tus sueños

lunes, 10 de octubre de 2016

Tiempo de otoño


 Ganas de otoño, de superarme, de escribir, de ser yo; de cerrar la puerta y ser la mejor…. Porque lo soy.

Antes de que lo cuenten, lo cuento yo.
8- 2016

Lo que empezó,  el otro día,  bañado de impotencia  y mucho miedo, acabó con mi monitora casi aplaudiendo y saltando mientras yo me hacía un largo en la piscina olímpica. No me conocía. Yo, a veces, tampoco.

Me habían dicho que el agua estaba helada y me puse el traje de buzo –shorty- pero eso flota mucho. Se me olvidó. Y  el  traje me anuló, boca arriba no, pero eso no cuenta.

Cualquiera hubiera pedido  que le sacaran.

Cualquiera.

Hice tanto ejercicio y  fuerza que acabé dominando, 45 minutos después cuando me sacaron, hacía chistes y me quitaba el gorro y me mareé. El calor era infernal y ni me acordé de bajarme la cremallera.

Me recuperé enseguida en plan hormoni femenini haciendo el jilipollas  con jota. Total, finde empachada de chocolate, de ponerme a escribir y acabar viendo una película con cerveza incluida, o levantarme pronto a escribir y quedarme dormida.

Ganas de otoño.   
 2-10-2016