Nunca dejes de soñar, pero trabaja para hacer realidad tus sueños

lunes, 8 de junio de 2009

Los beneficios del mar


Cuando acudimos en vacaciones a la playa buscamos refrescarnos y también algo de diversión, pero esos no son los únicos beneficios que obtenemos. El agua del mar actúa en nuestro organismo como una terapia curativa ante el dolor y numerosas enfermedades. Es lo que se denomina Talasoterapia.

El clima.
Además del agua y las sustancias y elementos que en ella existen, el mar proporciona un componente esencial en el reestablecimiento y mejoría de la salud, el clima.El aire marino está saturado de minúsculas gotas de agua de mar y es rico en ozono, yodo e iones negativos, lo que hace que tenga propiedades antibióticas, calmantes del sistema nervioso y que además estimule la acción de las defensas del organismo.

En general en la costa los vientos siempre están presentes, ya sea en forma de suave brisa, viento moderado o fuerte, y todo este aire "golpea" sobre nuestra piel como si de un masaje se tratara, a la vez que deposita sobre ella sales marinas, muy beneficiosas ya que dotan de mayor vitalidad y flexibilidad a nuestra dañada piel.

También el descenso de la tensión arterial es notable cuando se está en la orilla del mar, ya que los ambientes húmedos tienen ese efecto sedante, el cual produce en nuestro cuerpo una relajación importante, que será mucho mejor si la temperatura ambiental se encuentra entre 20 y 30 grados.

Beneficios para todos

Tanto en institutos o centros especializados en talasoterapia como en la propia playa, el agua de mar permite obtener importantes beneficios físicos y psíquicos. Es un proceso beneficioso para cualquier persona, ya que además de contribuir en la disminución de dolores, produce una importante mejoría en numerosas patologías, reduciendo el consumo de medicamentos y el tiempo de convalecencia de algunas enfermedades.

Son muchas las afecciones que pueden mejorar con los baños de mar: desde respiratorias, musculares y dermatológicas, hasta cardíacas, infecciosas, metabólicas y reumáticas, entre otras. Los niños y los ancianos son quienes más suelen notar sus efectos, aunque también las personas que padecen estrés mejoran prontamente.

Desde el punto de vista físico, los efectos más inmediatos son de tipo muscular, por ello este tipo de terapia es muy utilizada entre los deportistas, ya que con los baños relajan la musculatura tras el esfuerzo que realizan, y ayudan a la recuperación de lesiones musculares y articulares.

También es eficaz para tratar los problemas de obesidad y de estrés, a la vez que patologías como el insomnio, la osteoporosis, la artritis, el reumatismo, el asma o la faringitis. Además, favorece la circulación de la sangre, revitaliza los tejidos, tiene un efecto desinflamatorio, y equilibra y retrasa el envejecimiento de la piel...

¡jorobóbate y hasta el 15 de Agosto no me voy a la playa!

Del 15 al 23, con buena playa accesible para nadar todos los días en el mar.
Los beneficios los he encontrado en la red, aunque yo ya lo sabía siempre es bueno recordarlo, o que lo lea alguien que también tenga una enfermedad muscular.

8 comentarios:

fgiucich dijo...

Muy bueno saberlo y que lo disfrutes. Abrazos.

Paquita dijo...

A mi el solo hecho de mirarlo, me dá paz...., siempre que quiero relajarme pienso en el mar.

Besitos

Raquel dijo...

Sin duda el mar es muy beneficioso; yo siempre que me aqueja algún mal acudo a él, a contemplarlo y a escucharlo. Tiene algo hipnótico.
Había una frase, pero no la recuerdo, que decía algo así como que habían tres cosas saladas que curaban el alma. Una era el mar, la otra las lágrimas, pero no recuerdo la tercera, creo que era el sudor, en referencia a que con trabajo fisico el cuerpo y la mente se benefician. Para desahogarnos de las penas nada como esas tres cosas; el mar, llorar y trabajar. Sí, creo que la frase iba por ahí.
Leyendo tu entrada me han dado ganas de acercarme al mar.

Un beso, María.

Durrell dijo...

¿Recuerdas aquel cuento de 'El Principito' sobre la ilusión de la espera? Yo creo que tú ya estás empezando a disfrutar esas vacaciones :) Y solo estamos en junio, golosona.

Un beso.

Lucía dijo...

Vamosss, que nos has dejado sin poder comentar arriba.
Vengo a decirte que yo te quiero, y que no me importa lo de los comentarios, sé y sabes que estoy.
Andaaa, el susto que me has dado.
Besos María,y mi cariño siempre, no lo dudes.

febade dijo...

Hola María te contesto aquí pero va dirigida a tu última entrada.


No siempre contesto tus post pero siempre los leo. Yo también te sigo María, y puedo hablar por todos y todas cuando te digo que también te queremos y apreciamos tu esfuerzo, y el ingenio que día tras día plasmas en tus escritos.


Un abrazo

Lucía dijo...

Besosss, me voy a dar una vuelta por la otra casa...;)))

Emilio dijo...

Feliz verano, María, que te sea muy beneficioso en todos los sentidos.
Descansa y sobre todo disfruta.

Un abrazo muy grande y hasta cuando quieras volver.
Emilio.